El Frasco, la película

Una de las películas argentinas más aclamadas por la crítica, y que ha recibido una enorme cantidad de críticas positivas, ha sido sin duda alguna la película El Frasco, la cual es una de las más visitadas en la gran pantalla del territorio argentino, adentrándose en el TOP 3 de películas nacionales más taquilleras.

Una película enfoacada claramente a la comedia, que consigue sacar más de una carcajada

El argumento de la película es bastante absurdo, y el desarrollo de la misma, también. Sin embargo, esto era necesario, y precisamente así entraba dentro de los planes del guionista Pablo Solarz quien dice necesitaban algo así para sacar el máximo potencial al fil, y exprimir al máximo los gags o situaciones graciosas en pos de ofrecer al público una película de comedia de las de verdad: de calidad. Risas y bromas que no estuvieran ya más que repetidas en la industria, y que realmente pudieran presentar algo fresco y novedoso al público argentino que acudiera al cine a ver la película del frasco.

Su nombre lo dice todo: la cinta comienza con un conductor de autobús, al cual una maestra de un pueblo le otorga una muestra de orina en un frasco, para que este la transportase y la llevase a analizar. Sin embargo, durante el trayecto ésta se rompe, con el consiguiente problema que le surge a dicho conductor de nombre Pérez ( Darío Grandinetti ) quien no sabe lo que hacer para poder enmendar su error.

Aquí es donde la histroria da un giro rocambolesco debido a las ideas que pone en marcha uno de los dos protagonistas de cara a solucionar esta situación con respecto a la muestra de orina, lo que da lugar a una posterior relación muy peculiar entre ambos, el conductor de autobús y la profesora rural.